La actividad estuvo encabezada por el Padre Ignacio Reinares de la parroquia Santa Rita de Casia. De esta manera, nuestros Colaboradores y las instalaciones quedaron bajo la protección de Dios y la Virgen.

A propósito del hecho, Alejandro Zenklussen, director, comentó: “Conforme a las profundas creencias que inspiran a ALO Lift, este acto nos llena de orgullo. Estoy seguro de que muchas cosas buenas seguirán ocurriendo en esta hermosa tierra luego de la bendición recibida”.

Próximamente seguiremos compartiendo estas ceremonias que se realizarán en todas nuestras sucursales ALO Latinoamérica.